jueves, 8 de diciembre de 2011

Maihuenia patagónica: volviendo a empezar

He dejado una distancia prudencial antes de volver a publicar nada sobre mi semillero de esta peculiar opuntioidea, antes de que volvieran a morirse como ocurrió la ver anterior... de las cuatro semillas que sembré esta vez (tras tres meses de estratificación en el frigorífico), una no ha germinado, y de las otras tres, una se pudrió y las otras dos de momento parecen estar bien.

Sí, son esos dos "palitos" coloradotes que se ven en la esquina del semillero... están en arena con una capa fina de sustrato universal, y se la mantengo humedecida con unas gotas de agua que le echo de vez en cuando.
El semillero ha estado tapado precisamente hasta hoy, pero una de las maihuenias (la que está más a la esquina) aunque en la foto no se aprecia bien, comenzó a curvarse hacia abajo al chocar con la tapa, así que he decidido colocarle un palito para dejarlo medio abierto (abierto del todo no me atrevo, por el viento y el frío), y como están en la parte exterior de una ventana (en el alféizar), los pongo de espaldas al frío y de cara al cristal, con la idea de protegerlos lo más posible del viento.
De momento las dos que quedan no dan señales de pudrición, pero la otra que tuve llegó a ponerse también así y luego murió... esperemos que estas tengan más suerte.
Sería demasiado que lograra ver alguna vez esta maravilla de flor en vivo y en directo... pero para eso todavía queda, jeje, de momento, el reto es conseguir que estas pequeñajas crezcan y aguanten el duro invierno y las torpezas de su dueña.

¡Ánimo pequeñas!
Rosa.

domingo, 27 de noviembre de 2011

¡Mis chiles!


 Ya he recogido la mitad de la "cosecha" de mis chiles, y la otra mitad está enrojeciendo en la planta.
Esta plantita de chile me la dio una vecina. La pobre ha pasado varios ataques de pulgones y otros problemas, pero ha sobrevivido estoicamente. Floreció y tras la floración llegaron estos chiles, que se han tomado su tiempo para ennrojecer, pero finalmente lo han hecho :)
Son bastante picantes, pero sin exagerar. Ya he usado uno para la comida.
Además, parece que de momento la planta está llevando el frío bastante bien :)

Y tengo sembrados otros de campanilla y unos bolivian rainbown (estos no se comen pero son ornamentales) que de momento son plantones, pero espero que lleguen a ponerse así de chulos.
Rosa.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Echeveria glauca

Para la entrada de hoy, unas fotitos de la evolución de mi mimada del momento:

Recién llegada:


Poco después, tras uno de los primeros días de lluvia del otoño:

 

 Ahora, hace unos días:


Me tiene encantada, ha crecido un montón, ya que la compré en este verano, y adoro ese color verde azulado que tiene. Si sigue así pronto tendré que cambiarla de maceta.
¡¡Bonita que está!!
Rosa.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Semilleros de maihuenia patagónica... ¿volvemos a la carga?

Se supone que yo debería estar estudiando ahora mismo, pero he salido al patio y me he llevado una sorpresita agradable: tengo desde hace ya como un mes unas semillas de maihuenia patagónica en un semillero, consistente en un tupper con arena y una pizca de sustrato universal.
Antes de trasladarlo al patio, este semillero ha estado tres meses en el frigorífico, para ver si podía estratificar las semillas, ya que en su lugar de origen pasan el invierno bajo la nieve y no había forma de que germinaran.
Pasados los tres meses las saqué del frigorífico y las pasé al patio en el semillero, pero no se inmutaron.
He estado un montón de veces a punto de tirar el semillero y esperar a la primavera para hacer otro; hace unas semanas llovió y el pobre semillero quedó olvidado sin ponerlo a cubierto.
Finalmente hace unos minutos he visto el semillero lleno de agua y lo he cogido para tirar el contenido, ya que pensaba que las semillas se habían estropeado... y he aquí que al abrirlo había una especie de gusanito flotando en el agua, y al verlo de cerca, el gusanito ha resultado ser una raicilla de maihuenia patagónica, unida aún a su semilla, ¡Sorpresón!
Al vaciar el agua he encontrado otra semilla, ésta con la raíz hundida en la arena... ya no tenía esperanzas de conseguirlo con estas semillas, y aquí están una vez más.
Todavía es pronto para saber si llegarán a buen puerto, sobre todo teniendo en cuenta que he tenido varios semilleros de cactus y no consigo que ninguno prospere.
De momento las plantitas recién nacidas se ven vigorosas. Una vez vaciada el agua las he dejado sobre la arena mojada... quizá estos cactus, al venir de un lugar con nieve y bastante frío, necesitan más frío y humedad de lo que es común en ellos.
Ahora a seguirlos de cerca... si la cosa sigue adelante, retomaré el seguimiento que pensaba hacerles la otra vez en que sólo me germinó uno y murió poco después.
Ahora, ¡A cruzar los dedos!.
Rosa.

domingo, 6 de noviembre de 2011

En busca y captura: Euphorbia aeruginosa

Esta fue una de mis primeras "deseadas"; supe de ella a través del foro Infojardín, no mucho después de entrar en él, en 2009... por lo que es también una de mis "deseadas" más escurridizas.
Las hay más bonitas y más fáciles de conseguir, pero por algún motivo, a mí me ha enamorado esta (lo cual no significa que no haya otras que también me gusten, jeje).
Estuve a punto de conseguirla en un intercambio con una forera, pero al final la planta por la que iba a intercambiarla se me puso pocha (mi sedum tetractinus, que afortunadamente parece que está consiguiendo venirse arriba sin estrpearse demasiado), y por muchas ganas que tenga de tener esta euphorbia no es plan de cambiarla por unos esquejes pochos.
Quizá si el sedum vuelve a estar en óptimas condiciones para intercambiar unos esquejitos, la pueda volver a conseguir... de momento me conformo con verla en Google e imaginarla adornando mi pequeño y abarrotado patio.

Rosa.

sábado, 29 de octubre de 2011

Gazanias

Esta humilde macetita es una de las más pequeñas que tengo.
Empezó con muy mal pie: sembré sólo cuatro semillas porque no era su tiempo. Germinaron, pero los plantones fueron bastante raquíticos y crecían muy lentamente. Para colmo de males, los caracoles se cebaron con ellas... la cambié mil veces de sitio buscando darle la mayor cantidad de sol posible y ponerla a salvo de los bichos. Finalmente la puse un tiempo en la azotea y, tras una temporada aletargada, logró crecer y fortalecerse un poquito, de modo que la devolví con las demás y tengo que admitir que no le veía mucho futuro... pero contra todo pronóstico salió adelante y abrió una primera flor a la que siguieron muchas más. Ahora es una de mis grandes favoritas. Sigue en su macetita pequeña y no para de florecer.
Las flores son una verdadera preciosidad: las produce de una en una o de dos en dos (seguramente en una maceta más grande daría más a la vez, pero le encuentro un encanto especial en su maceta pequeña), sin pausa pero sin prisa.
Las flores van desde el rojo encendido hasta el rosa claro, pasando por distintos tonos de rosa y naranja. Suelen tener un color en el centro del pétalo y otro en los bordes... las combinaciones son de lo más diversas.
En fin, una alegría de planta que ya estaba tardando en tener su huequecito en este blog.


Bonitas, ¿no?
Rosa.

sábado, 15 de octubre de 2011

De septiembre III

Pues suma y sigue... y todavía quedan capullos por abrir. Lástima que con los estudios se me ha escapado fotografiar algunas.
Aquí la tercera tanda, que tiene como "estrella" a la rosa roja, que tras todo el verano sin conseguir que una sóla de las rosas sobreviviera a los implacables rayos de sol veraniego sevillano (y eso con el toldo y todo, que lo puse especialmente para ella y ni así se libró de que se quemaran las flores), al fin abre una rosa sin una sóla quemadura... ha salido pequeñita, con un color precioso y un olor increíble. Y creo que viene una más.
Y algunas más de los demás rosales... sólo el color coral sigue sin reaccionar, y eso que ha estado muy prolífico todo el verano:

Más cortita, esta tercera entrega de rosas de septiembre... ¿habrá más?
Rosa.

viernes, 7 de octubre de 2011

De Septiembre II

Pues aquí van más rosas de esta floración de despedida del verano... las primeras fucsias del año que no se queman, una llila que es buena señal (se recuperó de la araña roja), y algunas más:

Y hasta aquí de momento. Algo más queda por ahí :)

Rosa.

sábado, 1 de octubre de 2011

De Septiembre!!



Ufff... estoy liada con el módulo de FP que he comenzado... qué coñazo de deberes. Ahora tendré menos tiempo para pasear por mis dominios cibernéticos, y para cuidar mis plantas (aunque lo más básico se lo haré siempre), y para todo... ¡¡Qué estrés!! Debería estar pasando apuntes a limpio, pero, ¡¡Es sábado!! Así que los apuntes se van a esperar.
Ahora me tomo un rato para poner estas fotos, de una bonita floración con la que me han sorprendido mis rosales cuando pensaba que ya no florecerían más este año. Aún quedan muchas por abrir... y aquí van las que lo han hecho ya:





                     



                                           
 

Aghhh, algunas fotos se han subido ladeadas :( pero no puedo pasar más tiempo arreglándolo... aún así, espero que a quien se pase por aquí le gusten.
Rosa.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Haworthia tesellata

Esta haworthia ha sido una compra más o menos reciente... llegó con una vara floral con los capullos aún  cerrados. Al poco de plantarla enraizó y abrió las flores, que cuplieron su ciclo y se secaron.
Luego produjo una segunda vara que está floreciendo ahora.
Son unas flores pequeñas pero muy llamativas, para mi gusto, como pequeñas campanillas blancas con líneas de un color marrón vardoso. No han abierto todas a la vez.

La planta me recuerda a una estrella de mar... y también a un mosaico. No he buscado de dónde le viene el nombre, pero imagino que "tesellata" debe venir de "tesela" o "tesella", que es el nombre que se les da a los pequeños cuadritos que forman los mosaicos. Realmente parece hecha de pequeñas teselas:

Una de las más bonitas, en mi opinión, de esta especie.


 

Rosa.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Entre espinas: Austrocephalocereus Dybowskii

Es uno de mis cactus más viejos y uno de los que tienen, en mi opinión, la espinación y la forma más curiosas. No sé si la forma que ha adoptado es común en la especie o si la adoptado el mío por las circunstancias en que ha vivido. Otras fotos que he visto de A. Dibowskii no tienen esta diferencia tan pronunciada entre lo que yo llamo "la cabeza" y lo que llamo "el cuerpo" (la parte gruesa y la delgada, vamos)... este cactus, que aunque no puedo asegurar la edad creo que debe estar entre los 10 y los 12 años, lo compré cuando aún era pequeñito, en una macetita de las más pequeñas.
Pasó muchos años en el alféizar de una ventana, al exterior pero con no mucha luz (muchos se etiolaron en ese sitio). Pasó temporadas en las que lo cuidaba y regaba con regularidad y temporadas en las que lo dejaba completamente olvidado y sin regar por meses o incluso años, ya que de pequeña mi interés por las plantas no era constante: de repente me daba por ellas y llenaba el patio, y de repente me aburría y las pobres quedaban abandonadas.
A duras penas, este pobre sobrevivió hasta que hace unos cinco años tuve la brillante idea, en uno de mis momentos de "fiebre plantera" de subir los pocos cactus supervivientes de la ventana a la azotea, y allí comenzar a juntar todas las plantas que quisiera (por aquél entonces el patio de mi casa no estaba disponible para que yo lo llenara de macetas, y sólo contaba con una pequeña terracita interior de la parte de arriba de la casa). De modo que subí los pobres cactus a la azotea, pasé un tiempo transportando cubos de agua escalera arriba, y luego me cansé, se fue de nuevo la "musa" de las plantas y los pobres quedaron allí olvidados (la azotea ya apenas se usa, yo no suelo subir y mis padres, si subían y los veían, no prestaban atención o pensaban que yo sabía que estaban ahí, pero lo cierto es que yo ni me acordaba) hasta que hace unos tres años subí, los vi y recordé de pronto toda esta historia... así que los rescaté, los bajé al patio de abajo y esta vez les prometí no volver a abandonarlos.

Uno de los supervivientes, este Austrocephalocereus Dybowskii, estaba entonces así:


Deshidratadísimo (y esto es ya tras unos cuantos riegos), y no tenía la "cabeza" tan grande que desarrolló después, pero sí unas enormes espinas en la parte de arriba que me sorprendieron, ya que la última vez que lo vi (antes de subirlo a la azotea) no había ni un indicio de esas espinas; de hecho era la mitad de grande de lo que es ahora.

Y una vez contada la historia, vamos con lo que me lleva a ponerlo en esta sección, que no es otra que sus espinas: de pequeño no se diferenciaba de otros columnares: algo tometoso y con espinas más bien pequeñas.
Mientras creció en la ventana las espinas no mostraron ningún cambio relevante, y cuando lo "redescubrí" en la azotea me llevé la sorpresa de encontrarme con esas pedazos de espinas.
En la actualidad, tres años después de su rescate, está así:


La parte más delgada se hunde un buen trozo en la tierra, para mantenerlo bien sujeto, pero si la sacáramos, sería aún más largo; las espinas largas que se ven en la parte baja de la "cabeza" son las mismas que sobresalían de la cocorota el año que lo rescaté de la azotea (por cierto, en venganza por el abandono, cuando lo fui a cambiar de maceta se me cayó de cabeza en un pie y se me clavó una de las espinas largas en todo el dedo gordo; dolió lo suyo). Es increíble ver todo lo que ha crecido desde entonces. A comienzos del verano hasta se volcó, pero afortunadamente no llegó a romperse.
Las espinas de arriba, aunque aún les falta para alcanzar la longitud de las de abajo, creo que van camino de formar un nuevo "anillo" de espinas largas, y quizá se forme otro entre el primero y el que ahora forma el actual ápice del cactus:

También resulta muy decorativa la lanosidad blanca que cubre la parte superior.

Aquí un detalle del primer anillo de espinas:



Y hasta aquí este "Entre espinas"... si sigue creciendo a este ritmo, creo que pronto tendré un serio problema para hacerle sitio en mi cada vez más superpoblado patio XD, pero ya me las apañaré, lo que está claro es que esta vez no pienso volverlo a abandonar (que como se me vuelva a caer encima esta vez me mata XD).
Rosa.

lunes, 29 de agosto de 2011

Senecio Fulgens

Pues aquí está la primera flor de mi pequeño senecio fulgens:



 
Al principio el capullo estaba inclinado hacia abajo, pero cuando estuvo a punto de abrir se puso mirando hacia arriba. Me pareció curioso que un tallo tan flexible y en apariencia frágil pudiera sostener mirando hacia arriba un capullo tan gordo.










No son las mejores fotos que me han salido, la verdad :p , pero las que hice a la luz se veían demasiado intensas y aún peor.
Las fotos no captan la intensidad del color de esta flor, es realmente llamativa. Tengo entendido que de ahí le viene el nombre de "fulgens" (brillante o refulgente).
Hasta hace más o menos un mes era sólo un esqueje... al poco de sembrarlo enraizó, engordó y siguió adelante con su capullo (ya lo traía) como si tal cosa. A este paso, pronto va a necesitar un cambio de maceta.
Una delicia de seculenta, y bien bonita, tanto por sus flores rojo intenso como por sus hojas verde plateado.
Rosa.