viernes, 4 de marzo de 2011

Un toque de color

¡Cómo me gustan las suculentas!
Son de lo más curioso e interesante, además de bonitas.
Entre sus carácterísticas hay algunas que me llaman mucho la atención, como su increíble capacidad de supervivencia: una simple hoja puede echar raíces y producir una planta nueva, sus flores que a veces son rarísimas, su fortaleza o, de lo que va esta entrada, sus sorprendentes colores.
En principio, si vas a la tienda y ves una echeveria o un aeonium seguramente su color no será muy distinto del de cualquier otra planta... el "espectáculo" viene cuando lo colocas en tu patio y a la planta le toca enfrentarse al clima.
Entonces puedes llevarte un día la sorpresa de que cuando vayas a regar el aeonium 'Zwartkop' (sigo siendo incapaz de escribir este nombre sin buscarlo por Google y pegarlo XD), que cuando lo compraste era así (pero sin mordiscos, claro):


Se haya puesto así...


Y en un par de días más, cuando esos primeros rayos de sol primaveral que han empezado a asomar por tu patio vayan ganando intensidad, quizá lo encuentres así:



Por lo que tengo entendido, esta pigmentación es su modo de adaptarse al frío, el calor, la luz, etc... también parece influir la cantidad de humedad (tengo un sedum rubrotinctum que recibe sol directo y sin embargo está más verde que una lechuga; quizá sea porque la jardinera donde está retiene mucho la humedad).

Esta caracterísica de las suculentas no deja de sorprenderme, o quizá es que yo soy muy impresionable... pero desde las que sólo se le colorean los filitos de las hojas hasta las que se ponen rojas como tomates, todas me parecen un espectáculo digno de admirar.
Aquí algunas más:

                                                  (echeveria "Perle Von Nuremberg")

                                                               (crássula arborescens)

                              (kalanchoe tomentosa-¡Me encanta! Parecen de chocolate los bordes)

                   (haworthia attenuata-esta no cambia, siempre está de estos colores, pero me gusta mucho)


Ea, y esto de postre:

                                       (kalanchoe x houngtonii... al fin se han abierto todas!)

Astartet.

4 comentarios:

  1. Qué curioso, cómo cambia de color la primera planta. Tienes unas unas plantas muy bonitas Rosa.

    ResponderEliminar
  2. HERMOSAS TODAS!!!!!! MI PREFERIDA ES LA QUE SE PONE ROJA!!!! LAS SUCULENTAS,SON TODAS BELLISIMAS!!!!CARIÑOS MONICA

    ResponderEliminar
  3. Rosa, tienes unas suculentas preciosas. Yo hace tiempo que empecé a hacer colección y tengo muchas aunque aún pequeñas, porque todas son de esquejes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias a tod@s!
    Las suculentas son unas plantas sorprendentes... son en general algo lentas para crecer, enraizar y a veces florecer (las flores de k. Houngtonii que he puesto arriba se han llevado más de un mes cerradas y otro para terminar de abrirse todas), pero son una maravilla.
    Abrazos a tod@s!

    ResponderEliminar