sábado, 30 de abril de 2011

Sabe bien

     (imágen de aquí)

Primer vaso de leche kefirada. Ha pasado la prueba con creces, si bien me queda alguna duda sobre si lo habré hecho bien o (como creo) he puesto demasiada leche. Pero lo primero es lo primero: el sabor.
Es muy agradable. Confieso que no soy muy amante del sabor de la leche sóla, aunque tampoco es que no la pueda soportar... no obstante, el gusto que le da a la leche el kéfir se me hace bastante agradable: a mí me ha hecho pensar antes que nada en limón: es algo así como leche con un toque de limón. También, por supuesto, en el yogurt, aunque distinto, pero muy parecido. Le puse unas gotas de edulcorante líquido.
La duda está en si la leche kefirada se conserva con la apariencia de la leche normal y corriente (como la mía) o si debe espesarse y parecerse a un yogurt... tengo la impresión de que puse mucha leche y quizá no se ha "kefirado" lo suficiente... el sabor es muy suave, no sé tampoco si debe ser así o más fuerte que el del yogurt normal.
Sea como sea, la primera prueba no ha podido ser más satisfactoria.
Como puse bastante leche, he metido la sobrante en una botellita y la he metido en el frigorífico para mañana. He lavado los granos de kéfir bajo el grifo y los he colocado con leche fresca, pero menos cantidad, ahora sólo para un vaso.
Lo dejo un par de días y mañana tomaré la de la botellita.

2 comentarios:

  1. que bueno rosa!!!!ya lo habia visto en otro blog!!!tiene muchas propiedades!!pero me pasa lo mismo que a vos,tengo miedo de prepararlo mal,y si se pasa de mano en mano,no se vende!!!voy a ver como le agarras la mano vos,primero,jaja!!cariños monica

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Mónica!
    Esta mañana he notado un olor algo desagradable en la leche que tenía puesta con el kéfir... quizá fueran sólo los gases que produce al fermentar... lo tenía con cierre hermético y lo iba destapando todos los días un poco, pero tras esto, he tirado la leche que tenía (ante la duda,es lo mejor), he lavado bien los gránulos, que no muestran ningún signo de enfermedad ni imperfecciones, y he vuelto a poner leche, pero esta vez he cambiado la tapa hermética por una de papel film con agujeros para que salga bien el gas.
    El que sobró de ayer lo he tomado para desayunar con edulcorante y un pastelillo sin azúcar.
    Iré contando por aquí cómo me va con él, para que te vayas haciendo una idea por si te animas :)
    Abrazos.

    ResponderEliminar