miércoles, 18 de mayo de 2011

¡Cómo ha crecido!

Así se ha puesto el kéfir de leche desde que lo recibí hasta ahora... soy malísima para contar el tiempo, pero, ¿hará unas tres semanas? (ahora miro la fecha en el primer post sobre kéfir XD)... creo que al menos está al doble de su tamaño, y hay algunos nódulos bien gordotes.
En cuanto a los efectos del kéfir, tengo que decir que como alguien con un "tránsito intestinal" (digámoslo con dulzura... XDDD) muy irregular, se agradece muchísimo la regulación que se consigue con esta bebida, y que en mi caso al menos se ha hecho patente al poco tiempo. No se puede afirmar al 100%, claro, que haya sido de eso, pero... al menos coincidir, coincide.
También parece tener un efecto relajante, al menos en mí, que dura un rato después de haberlo tomado.
Ahora estoy esperando que sea el tiempo de las guindas para probar a hacerme un batido... y quiero agregarme en Infojardin a la lista de personas que regalan. Quizá antes lo deje crecer un pelín más... ya contaré por aquí.
Rosa.

6 comentarios:

  1. Hola Rosa, he oído hablar del kéfir y el tránsito intestinal. ¿Sabes si tiene otras propiedad? Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Dori!
    Pues al parecer tiene bastantes propiedades: aparte del tránsito intestinal, aumenta las defensas del sistema digestivo y parece ser que ayuda a prevenir el cáncer de colon. También he leído por Internet que hay quien lo usa como complemento en tratamientos contra el cáncer.
    Aparte también parece que va bien contra el acné, aunque no he encontrado mucha información en español sobre si hay que beberlo o aplicarlo en la piel.
    Parece también que sí que tiene un efecto relajante... y también he leído que, si se toma poco a poco, puede ser aceptado por los alérgicos a la lactosa.
    En definitiva, tiene bastantes propiedades... todo esto basándonos en Internet y las experiencias de quienes lo toman, pero ya se sabe que cuando el río suena, agua lleva. Si tanta gente habla bien de él, debe ser bueno.
    Por el momento, yo ya he comprobado que al menos lo del tránsito intestinal y el efecto rellajante es cierto... y no sabe mal, jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. si rosa,tengo entendido que se reproduce bastante rapido,por eso hay que viendo de regalar,aparte de tomarlo asi,como mas lo puedes preparar?? cariños monica

    ResponderEliminar
  4. Vaya, no sabía que tuviera tantas propiedades. Todo eso tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  5. Hola a las dos :)

    El modo más común de tomarlo es, tras tenerlo en la leche entre uno y tres días (más de ese tiempo no es recomendable), se queda hecho una especie de yogur espeso (si bien esto depende también de la cantidad de nódulos y leche que hayas puesto en el recipiente). El olor es muy ácido y fuerte, pero no es mala señal: al fermentar huele así.
    Se prepara un embudo sobre un vaso y un colador sobre el embudo, y se cuela de manera que la leche espesada (o no, dependiendo de las cantidades de leche y nódulos) caiga en el vaso y los nódulos queden en el colador.
    Una vez escurrida la leche, los nódulos se lavan bajo el grifo y yo también lavo bien el tarro hasta quitarle los restos de yogurt. Luego los devuelvo al tarro y les vuelvo a poner leche, menos de la mitad del tarro, porque al fermentar produce gas y es necesario que haya espacio para que este gas no se amontone. Lo tapo (no hace falta, pero las hormigas si no lo tapo acuden) y lo guardo en un sitio a temperatura ambiente y oscuro. Aquí se produce la nueva leche kefirada.
    En cuanto a la del vaso, si tiene la consistencia y el aspecto de la leche normal, le pongo unas gotas de edulcorante líquido y lo bebo tal cual (aunque las primeras veces no debe beberse en mucha cantidad y es mejor disolverlo en agua, porque puede dar diarrea).
    Si está espeso, como yogurt, pongo algo más de un dedo de este yogurt y el resto del vaso lo lleno con agua (hablando de un vaso pequeño, de los que ponen en la cafetería con el café),le pongo el edulcorante y lo remuevo. El sabor es muy parecido al del yogurt.
    Fermentado de 24 horas tiene efecto laxante, y de 36 creo que es astringente, aunque esto ultimo no estoy segura.
    Hay otras formas de prepararlo, se puede comer con cereales, con trozos de fruta... también se puede hacer una especie de queso fresco con él, o batidos.
    Rebuscando por Internet aparecen algunas recetas.

    Sí que pinta bien, esperemos que en la práctica vaya tan bien como en la teoría.

    Abrazos a ambas.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rosa , que rico y que beneficioso es el kéfir . Me encanta ponerle esencias naturales de alimentación ( limón , naranja, fresa, coco ..) me quedan unos batidos riquísimos.Tiene muchas propiedades curativas. Lo lamentable de mi kéfir es que se me ha muerto el hongo y no tenía congelada ninguna porción de la base madre . No lo pongas en contacto con nada de cacero o aluminio , procura que sea el recipiente de cristal y si es de " ambar mejor " para la protección de la luz . Un abrazo .

    ResponderEliminar