domingo, 1 de mayo de 2011

Consecuencias (buenas y malas) de la lluvia.

Primavera lluviosa, al menos comparada con las últimas que hemos tenido, que casi eran una prolongación del verano... este año, en cambio, tenemos una primavera bastante más fría y sobre todo lluviosa, o por lo menos lo que llevamos de ella... y eso ha traído sus consecuencias, buenas y malas.
Esta mañana, aprovechando la "tregua" que ha dado la lluvia, he salido al patio a hacer balance de beneficios y desperfectos.
Aquí algunos de ellos:


Ésta ha sido la primera mala noticia... y quién lea esto se preguntará qué tiene de malo este bonito ramo... pues que yo estaba esperando como agüita de mayo a que esa rosa roja se abriera del todo, ya que la primera que dio el rosal este año se quemó al día siguiente de abrirse, con la llegada del sol, que vino de repente y con mucha fuerza. Suele ser un rosal muy prolífico, pero este año de momento sólo ha dado aquella primera (que está en este blog más abajo) y ésta, que como digo estaba deseando que se abriera... y tras el último golpe de lluvia, que empezó antes de ayer por la tarde, duró toda la noche y todo el día de ayer, esta mañana me la encuentro aún a medio abrir y colgando con el tallo roto por la fuerza del agua... definitivamente, para este rosal 2011 no es su año :p
Así que tuve que cortarla a medio abrir... una pena, porque prometía... tiene un color y un aroma espectaculares.


No era la única... los rosales amarillos, que estaban cargados de rosas, se han llevado la peor parte: casi todas estaban cabizabajas o con el tallo roto. Muchas ya llevaban tiempo y empezaban a marchitarse de todos modos, pero también se han roto algunas nuevas y los tallos de algunos capullos. Las dos que están con la roja en el ramo son dos de ellas, y aquí algunas más:

También las que no son rosales se han llevado una buena mojada. Estoy temiendo por una gasteria "zouge kodakara" que tiene una pinta algo sospechosa, y con la lluvia una vez más los caracoles y las babosas se han animado a salir y darse el banquete por ahí... de momento, se han comido la plántula de albahaca morada que tenía más crecidita, mi pequeño sedum palmerii está hecho una pena (con lo que le costó enraizar) y también veo a este sedum tetractinum coral reef con menos hojas de la cuenta, aunque no sé si habrán sido los caracoles, el exceso de agua o simplemente que coincidiendo con la floración quizá pierda algunas hojas... puestos a elegir, mejor lo tercero o incluso lo primero. Le temo a la pudrición y a los hongos más que a nada:


Por otro lado, también hay noticias buenas...

Una nueva oportunidad para el rosal rojo, esperemos que a la tercera vaya la vencida...


                                        

 A los amarillos les queda munición para rato...

El coral, que hasta ahora había estado más aletargado, se ve que ha terminado de despertar con el chaparrón y hoy me he llevado la sorpresa de verlo así:


Hasta seis posibles rosas he contado :)

Y el sorpresón del día:

¡Mi pequeño "Julio Iglesias"! Pensaba que este año no traería más flores que aquella medio marchita que tenía en el vivero y que fue perdiendo los pétalos camino a casa... y hoy me encuentro con esta prometedora rama. Ha recibido toda el agua de estos días, ahora está a cubierto... está en una maceta muy pequeña y no me fío.

Y otras buenas noticias:

Mi granadito ha dado un buen estirón (unas entradas más abajo hay otra footo con la que se puede comparar).

Y las caléndulas, que estaban más muertas que vivas por el sol, se han repuesto de un modo increíble y vienen montones.... estaba pensarlo incluso arrancarlas, pero ahora no pienso hacerlo. Les tengo que buscar un sitio más a la sombra. Yo que creía que eran de pleno sol...

Y esto es todo de momento, alguna cosilla más, pero tendrá su propia entrada más adelante... además, ésta ya es bastante grande.

Espero que la lluvia sea benevolente y traiga más alegrías que penas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario