viernes, 10 de junio de 2011

¡La rosa que cambia de color!

Estos dos días han sido geniales en lo que a flores se refiere... tengo trabajo acumulado, jeje.
He decidido empezar con lo más curioso que he encontrado estos días... una rosa de un esqueje que me pasó mi vecina en marzo. Comparte maceta con el Lantana (rosal amarillo) y las rosas que produce son un híbrido rosa y amarillo... lo que yo no sabía es que la flor va cambiando de color conforme va madurando :)
No me he dado cuenta hasta esta mañana (luego le pregunté a mi vecina y ella me confirmó que ese rosal era así)... ¡Es preciosa! Estoy encantada observa las distintas etapas que pasa, parece que conforme va cumpliendo su ciclo y acercándose a su fin se va haciendo más rosa... hasta cuatro etapas (cambios de color) he contado en los cuatro días que lleva abierto (aunque el segundo día no la observé).
Aquí vamos:

-Primero, al empezar a abrir, era de un amarillo intenso con sólo los pétalos de la fila de abajo de un rosa claro y anaranjado:

 El segundo día no la observé.

-Al tercero, ayer, estaba abierta casi por completo (sólo le faltaba dejar al del todo descubierto la semilla), y el color rosa había "trepado" casi hasta el centro, pero no reparé mucho en ello, pensé que dos días atrás estaba a medio abrir y por eso se veía menos pétalos rosas:

-Esta mañana me encontré la sorpresa al salir al patio: el rosa anaranjado la cubría casi por completo, sólo la parte del centro conservaba el amarillo original:



 -Y por lo que se ve, esta etapa es la más efímera... ya está empezando a contraerse y las puntas de las hojas se le están quemando, pero todavía tiene ánimos para un cambio más:

Menos rosa y más concentrado en los bordes, que como se ve empiezan a deteriorarse levemente.

El color es mucho más intenso que en las fotos, no he conseguido mostrarlos tal y como es.
Me ha encantado también la forma y el número de pétalos que tiene... es preciosa.
Según mi vecina,  surgió de un rosal rojo que ella tenía, lo raro es que ella afirma que fue el mismo rosal rojo el que cambió y empezó a producir estas flores. Mi vecina también tenía rosales amarillos... mi teoría es que el viento arrastró polen del amarillo al rojo, produjeron un fruto, el fruto germinó y nació el rosal del que proviene este esqueje... lo raro es qué pasó con la "madre" roja :p
También es una suerte que una hibridación casual, natural, produzca un híbrido tan curioso :)
Sea como sea, aquí está esta rosa tan interesante y, para mi gusto, ¡Tan bonita!
Rosa.

4 comentarios:

  1. Pues si que es bonita!!! La naturaleza es muy curiosa... Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Dori... de lo más curiosa.
    Un abrazo.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  3. realmente sorprendente!!!pero muy bella!!!!cariños monica

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Mónica :)
    Según los expertos en rosas de Infojardín, no es tan raro y hay muchas que lo hacen... pero para mí es de los más llamativo.
    Cariños,
    Rosa.

    ResponderEliminar