jueves, 8 de diciembre de 2011

Maihuenia patagónica: volviendo a empezar

He dejado una distancia prudencial antes de volver a publicar nada sobre mi semillero de esta peculiar opuntioidea, antes de que volvieran a morirse como ocurrió la ver anterior... de las cuatro semillas que sembré esta vez (tras tres meses de estratificación en el frigorífico), una no ha germinado, y de las otras tres, una se pudrió y las otras dos de momento parecen estar bien.

Sí, son esos dos "palitos" coloradotes que se ven en la esquina del semillero... están en arena con una capa fina de sustrato universal, y se la mantengo humedecida con unas gotas de agua que le echo de vez en cuando.
El semillero ha estado tapado precisamente hasta hoy, pero una de las maihuenias (la que está más a la esquina) aunque en la foto no se aprecia bien, comenzó a curvarse hacia abajo al chocar con la tapa, así que he decidido colocarle un palito para dejarlo medio abierto (abierto del todo no me atrevo, por el viento y el frío), y como están en la parte exterior de una ventana (en el alféizar), los pongo de espaldas al frío y de cara al cristal, con la idea de protegerlos lo más posible del viento.
De momento las dos que quedan no dan señales de pudrición, pero la otra que tuve llegó a ponerse también así y luego murió... esperemos que estas tengan más suerte.
Sería demasiado que lograra ver alguna vez esta maravilla de flor en vivo y en directo... pero para eso todavía queda, jeje, de momento, el reto es conseguir que estas pequeñajas crezcan y aguanten el duro invierno y las torpezas de su dueña.

¡Ánimo pequeñas!
Rosa.

4 comentarios:

  1. GRACIAS ROSA POR TU ENTRADA!!!!HACE YA UN MES QUE SEMBRE LAS MIAS Y TODAVIA NI MIRAS DE SALIR,NI UNO,ASI QUE VOY A TENER PACIENCIA,TE DIRE QUEYO ESTUVE VARIAS VECES A PUNTO DE TIRARLO,Y INTENTAR DE NUEVO,ESPEREMOS!!!CARIÑOS MONICA

    ResponderEliminar
  2. Hola Mónica :)
    Muchas veces pasa eso: que no germinan, no germinan... y acabamos a punto de tirarlos; pero si no te hace falta el espacio o el semillero yo te aconsejo esperar.
    Con el otro semillero pasaron muchos meses sin dar señales de vida, y al final salió una... y venía sana, pero no supe cuidarla y murió poco después. Creo que me pasé con la luz o la humedad, o quizá con las dos cosas.
    Si estas no te germinan, puedes probar a estratificarlas: yo las puse en el semillero con la arena y un poco de agua, y las dejé en el frigorífico tres meses, para reproducir las condiciones del invierno en su hábitat natural (la Patagonia argentina, donde creo que pasan el invierno bajo el hielo), y luego hay algo de lo que aún no estoy segura, y sólo es una teoría mía, pero tengo la impresión de que les viene mejor germinar con un clima frío, o al menos no muy caluroso, que en pleno verano... pero ya digo: esto es sólo una teoría mía.
    De momento las mías van bien así, veremos qué hacen, ya que aún estamos en otoño.
    ¡¡Mucha suerte con las tuyas!!
    Cariños.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  3. A ver si tienes suerte y te salen adelante.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Loli, esperemos que sea así :)
    Hoy he visto a una de ellas un poco chunguilla... no sé si es que cada vez que les hago fotos les entra el gafe a las pobres :P cruzo los dedos.

    ResponderEliminar