martes, 3 de enero de 2012

¡Tiempo de suculentas!

¡Pues sí! Es la época en que las suculentas han terminado de despertar del letargo veraniego y comienzan a responder a las bajas temperaturas: creciendo, amacollando o floreciendo... y algunas comenzando con esos cambios de color que tanto nos gustan. Vamos, la época en que se empiezan a poner guapas.
Aquí van unas cuantas de las mías en las que empiezan a notarse los signos de vida: crecimiento, futuras floraciones, cambios de color, etc... un mix de suculentas con el guapo subido:

-Aeonium Schwarkoff; en el verano quedó devastado, pero ahora se ha puesto guapo y ha comenzado a coger el colorcito:


-Otros aeoniums, sin id de momento, muy pequeñitos todos, pero tras el viaje en el paquete de correos, el trasplante y la adaptación a su nueva casa, se van despertado y estos que pongo (que forman parte de un envío bastante grandote) han cambiado mucho en los últimos días. Me tienen loca:
















-Unos aloes que me dio una vecina... los más claros son aloe vera chinensis:



-Dos preparándose para florecer: una crássula muscosa y una schlumbergera (el apellido no lo tengo claro, truncata quizá), el cactus de Navidad que con la falta de sol no acaba de abrir sus flores:




(a la pobre los caracoles la han dejado fina...)

-Y este es el guapo del día, porque hoy está radiante... el ágave filífero:



Y no son las únicas que se han puesto guapas... la verdad es que hubiera podido poner muchas porque casi todas están bien en estas fechas; quizá haya un "Tiempo de Suculentas II". De momento, a quien se pase por aquí espero que le gusten éstas.
Rosa.

5 comentarios:

  1. Tienes preciosas tus plantas, bueno el pobre cactus de Navidad un poco mordisqueado, pero verás cómo se recupera.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Loli :)
    Todos mis epífitos están asó o peor, no he visto unas plantas que les gusten más a los caracoles... estoy deseando de que cojan una buena racha y crezcan sin mordeduras ni problemas.
    Un abrazo.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  3. HOLA ROSA!!!FELIZ AÑO NUEVO!!!ME ENCANTARON TUS SUCUS!!UNA MAS LINDA QUE LA OTRA!!PERO EL AGAVE,ESPECTACULAR!!!ESPERO LA SEGUNDA PARTE!!!ESPERO TENGAS UN HERMOSO AÑO!!!CARIÑOS MONICA

    ResponderEliminar
  4. Hola Rosa, tú y yo tenemos nombre y apellido de plantas, Rosa y Saúco, jaja...
    Pues fíjate que yo a las Aeoniums les tengo un cariño especial desde que este verano pasado cortara un esqueje sequísimo, lo puse en tierra húmeda y ahora está precioso, lo tengo en una ventana donde da el sol de invierno manchego, que es muy agradable y cada día lo veo más guapo. Las tuyas están preciosas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. -Mónica: ¡¡Muchas gracias, igualmente!! Iba a hacer más fotos hoy pero se me ha ido la luz barriendo entre las macetas, que no veas para remover tantas y volverlas a colocar en su sitio, jeje.
    Seguramente sí habrá pronto esa segunda parte.

    -Guillermo: es verdad, parece que nuestros nombres (y apellidos) tuvieron algo de premonitorio con esto de las plantas, jeje.
    Los aeonium, en las condiciones propicias, son de lo más agradecido, y unas plantas de lo más espectaculares. Sólo parece, según mi experiencia, que el sol directo no les gusta mucho. Por lo demás, son una maravilla de planta.

    ¡¡Abrazos a los dos!!
    Rosa.

    ResponderEliminar