jueves, 13 de septiembre de 2012

Más ascleps: tromotriche y echidnosis


¡Dos más que se animan!
Después de todo, no está siendo el mal año de ascleps que yo pensaba... aunque es raro que la orbea variegata siga sin dar una flor cuando en años anteriores ha sido de las pocas que lo ha hecho. La huernia keniensis tampoco se ha animado este año, y es raro también.

Por el contrario, siguen floreciendo ascleps "primerizas", que no me habían dado nunca antes una flor... y además lo están haciendo de un modo espectacular: las huernias schneideriana y primulina siguen dando una flor tras otra, aunque hoy he encontrado una cantidad importante de pulgones en la primulina concentrados en los capullos nuevos y las flores secas, y le he tenido que quitar ambas cosas :(
Confío en que el veneno que le he puesto se encargue de los que quedan.

Y por último, aquí van las dos nuevas (aunque ya llevan tiempo floreciendo también):

-Echidnosis cereiformis var. lutea:

La flor más pequeñita que tengo, cabría en la yema del dedo. Es una flor muy carnosa y de un amarillo intenso muy alegre. Duran mucho. Los capullos tan redondeados me llaman la atención... parece que le gusta producir las flores en la punta de los tallos y en grupitos.
La planta, además, crece bastante rápida comparada con otras suculentas.

-Tromotriche revoluta var. tigrida:
(pinchar en la foto para ver con más detalle; también es la del principio del hilo)

Esta es una de esas que ves por Internet y te parecen una pasada, pero sabes que nunca en tu vida la vas a  conseguir... sin embargo, aquí la tengo, gracias a una compra a una forera de Infojardin y a su generosidad (porque me mandó muchas más de las que había comprado).

La flor es de tamaño mediano, algo más grande (si contamos los pétalos abiertos y no sólo el centro) que una moneda de dos euros, y como se ve en la foto, al abrir tiene los pétalos extendidos, y al poco tiempo comienza a curvarlos hacia atrás hasta que sólo queda visible el centro de la flor. No sé con qué objetivo lo hará en la Naturaleza pero es de lo más curioso. Produce una buena cantidad de capullos y engordan rápidos.

Huele a carne podrida, como muchas ascleps (para atraer a los polinizadores que son moscas y moscardones), pero no se siente el olor a no ser que le acerques la nariz y la huelas expresamente. Además, quizá sea porque han florecido a finales del verano, pero no han atraído a ninguna mosca ni moscardones verdes, ni visitantes por el estilo.

El dibujo que forman esas líneas amarillas es muy llamativo y espectacular. Aunque esté rodeada de otras flores más grandes, se te van los ojos.

Bueno, y estas son las nuevas ascleps del momento. Junto con las huernias que siguen floreando (salvo la primulina, que veremos qué pasa con los pulgones), hacen un bonito conjunto de ascleps florecidas y, pulgones aparte, bastante sanotas. Se ve que el toldo les ha gustado.

Hay otra con un capullo engordando (el año pasado lo tiró cuando estaba más gordo, así que aún no me fío) y otra con uno aún demasiado pequeño para esperar nada. Primerizas ambas.

Bonita temporada de ascleps este año.

Rosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario