sábado, 1 de septiembre de 2012

Zephyranthes cándida. Tardías, pero con ganas...


Estas bulbosas, tan sencillas como bonitas y agradecidas, se están convirtiendo cada vez más en una de las floraciones más esperadas del año.
No sé demasiado de ellas, así que sólo puedo decir que son bulbosas, más bien adecuadas para espacios grandes, aunque se adaptan a estar en maceta.
No huelen, pero sus flores tienen un tamaño considerable y, en su sencillez resultan de lo más bonitas y llamativas. Sorprende sobre todo la intensidad y el brillo de sus colores.


Los colores "originales" (dejando aparte los híbridos, que hay montones), si no me equivoco, son rosa (carinata), blanco (cándida) y amarillo (citrina), de estas últimas tengo semillas, pero no consigo hacerlas germinar... por lo que he leído son un poco duras para nacer de semilla (aparte que las mías ya están algo viejas y no sé por cuanto tiempo son viables). Si no fuera por el espacio, me haría con algunos bulbos, pero ahora mismo tendré suerte si logro acomodar un poco las que ya tengo.

No son muy amigas del calor, y quizá por eso este verano han tardado bastante en florecer comparadas con el verano pasado... aunque sospecho que no ha sido sólo por eso: por motivos de espacio, tengo en la misma maceta dos clases de zephyrantes distintas: si no recuerdo mal: z. carinata (rosa) y z.cándida (blanca), y es una planta cuyos bulbos se multiplican con rapidez y por tanto no muy buena para las estrecheces.
Sospecho que bajo el sustrato hay una buena cantidad de bulbos y raíces apretujados luchando por abrirse camino... es posible que las de color rosa no vengan este año, o quizá todavía lo hagan, pero estoy segura que hay bulbos sanos de ambas plantas en la tierra... cuando acaben de florecer los desenterraré y, aunque el espacio sigue siendo el mismo y bastante precario, haré al menos dos macetas y seguramente repartiré a quien los quiera una parte de ellos.
Será imposible saber de qué color es cada bulbo, pero confío en no tener tan mala pata de que en las dos macetas siembre el mismo color.
De momento, para compensar la tardanza (y espero que no sea para compensar también el haber esfixiado a su compañera de maceta) la z. cándida ha despertado con ganas y está dando una increíble floración, mucho mejor que la del año pasado (la primera que dio en mi patio)... ojalá pudiera tenerlas en suelo, cubriendo un buen trozo de espacio con sus flores blancas, deben de ser un espectáculo.
Rosa.

1 comentario:

  1. Rose....
    los zephyrantes amarillos tambien son Z. candida?

    ResponderEliminar