domingo, 25 de noviembre de 2012

Y el broche de oro de Olivia


 También Olivia ha cerrado con un buen broche la primera floración de su vida, y ha tenido su mérito porque a la pobre rosa le han caído unos cuantos chaparrones y ha soportado bastante frío. Estaba segura de que no conseguiría abrir, pero finalmente lo hizo hace un par de días.
En el enlace a las primeras flores que dieron estos rosales se puede comprobar también la evolución entre la primera Olivia y esta última: mucho más grande y redondeada, sigue teniendo poca cantidad de pétalos, y sigue estando bastante despeinada, pero no es fea, o al menos a mí no me lo parece, y sigue desprendiendo ese bendito olor que me recuerda al pino.
Tiene el color de Queen Elizabeth y menos pétalos. El rosal es muy alargado y flexible, es posible que tire a trepador. Tengo muchas ganas de ver cómo es el año que viene, incluso más con ésta que con su hermana, creo que aún puede sorprender un poco más:.


Ahora, a por el invierno.

Rosa.

2 comentarios:

  1. Hola Rosa.
    Tengo un problema, a ver si tú me lo sabes resolver. Tengo una planta super rara, no sé cómo se llama... Tiene cinco dedos y la tengo siempre pegada a mí, al final de la pierna. No hay que regarla pero le crecen una especie de escamas un poco transparentes en la punta de cada ramita, que son pequeñas y una de ellas es muy gorda, más que las demás.
    Espero que me digas qué especie de planta es, porque no tengo ni idea y estoy super rallado.
    Saludos y gracias...

    ResponderEliminar
  2. Sí, es una planta muy común... es más, te digo un truquito: si dejas de regarla a diario con agua abundante se convierte en queso de cabrales, ya verás XDDD

    ResponderEliminar