martes, 19 de marzo de 2013

Tulipán "Queen of Night" I (en interior)


He estado conteniéndome todo lo posible para no poner todavía esta entrada, ya que aún quedan muchos por abrir... ¡Pero ya no puedo resistirme más!
Los bulbos de estos tulipanes los compré en septiembre en el supermercado ALDI, y siguiendo unos consejos los metí en el cajón del frigorífico destinado a las verduras, donde han estado pasando frío hasta que los sembré, si no recuerdo mal, por Enero, aunque es posible que fuera antes (es decir, que como de costumbre sí que recuerdo mal... ).
Esto que suena tan raro, de meterlos en el frigorífico, parece ser un modo de recrear las condiciones de esta planta en su hábitat natural (Holanda, supongo): por lo que tengo entendido, en su país de origen y una vez que termina la floración y muere la parte aérea, el bulbo sufre un invierno especialmente frío enterrado bajo la tierra cubierta de nieve, y este frío es necesario para que, una vez llega la época adecuada, tenga las fuerzas necesarias para que la parte aérea brote de nuevo.
He oído decir a más de una persona que ha comprado bulbos de tulipán y que no le han brotado... la verdad es que no sé si tendrá relación con que hayan llevado a cabo o no este proceso, o fue por otras razones, pero sea como sea, tengo que decir que los que yo compré han brotado, en principio, todos.
En lo que se refiere a crecimiento, unos van más rápidos y otros más lentos, pero todos han brotado y un par de ellos de hecho ya ha florecido, razón por la que no me puedo resistir a poner esta entrada.



Sobre las condiciones de luz, calor, agua, etc. necesarias de la planta, he observado que, una vez brota, parece ser como la mayoría de las plantas: semisombra con unas horas de sol directo.
Por supuesto no creo que sean muy amantes del calor intenso, me imagino que no es una buena idea tener tulipanes en el verano de Sevilla a más de cuarenta grados. Pero sí que parece gustarles el sol suave de las mañanas en primavera, incluso son capaces de soportar bien unas horas de sol directo.
En mi caso, como no estaba muy segura de en qué condiciones debía tenerlos, puse unos cuantos en el interior de la casa y otros los dejé en el exterior.

Los que se encuentran en el interior, ubicados en el alféizar de una ventana donde han recibido sol directo toda la mañana (salvo los días nublados y lluviosos que no ha hecho sol) han experimentado un crecimiento mucho más rápido. Antes de colocarlos en la ventana, pasaron un tiempo en el exterior, en un lugar donde apenas recibían sol directo. Tras el cambio a la ventana el crecimiento se aceleró... en total, creo que como mucho han tardado algo más de dos meses en desarrollarse y florecer.
No obastante, todavía quedan en la ventana unos cuantos que van a un ritmo más lento que estos dos, que han sido más precoces, pero aún así, van más rápidos que los que están en el exterior.

En cuanto a estos últimos, en el exterior, donde han recibido mucha lluvia y frío, y donde hasta las últimas semanas no ha pegado apenas el sol, van bastante más lentos... han permanecido mucho tiempo siendo apenas una puntita verde que sobresalía de la tierra, y con el sol de las últimas mañanas han acelerado y empezado a desplegar las primeras hojas.
Con todo también en el exterior hay un alumno aventajado, que ya tiene el capullo prácticamente listo para abrir (quizá hubiera empezado a abrir hoy de haber tenido sol). Es una de las razones por las que quería esperar a poner esta entrada... pero ya iré actualizando cuando vayan abriendo más, tanto de los que están en interior como en exterior.

En lo que llevo de experiencia, casi considero más emocionante tenerlos en exterior... van más lentos, se hace más larga la espera, pero eso también le da más emoción... y pese a tener mucho sol en la ventana, me da la impresión de que han crecido algo etiolados y sin duda inclinados en dirección al cristal (buscando al parecer el calor que este desprende al calentarlo el sol), mientras que el del exterior, pese a no haber recibido sol directo, está recto y robusto.

Por último, comentar algo sobre la flor en sí, aunque las fotos ya hablan por sí solas... un color precioso, morado, que recuerda al vino.
La flor es muy grande y en los días que recibe más sol se abre por completo y es espectacular. Tiene una textura que recuerda al papel celofán y la luz transluce entre las hojas creando un efecto muy bonito.
Además, ha durado muchísimo, especialmente la primera de las flores, que ha permanecido casi intacta más de una semana. La segunda parece menos resistente pero igualmente está resistiendo mucho. Esto, claro, en interior... veamos al exterior cuánto duran.


En definitiva, ha colmado todas mis expectativas esta variedad de tulipán, especie a la que por otro lado nunca había prestado mucha atención y que ahora me deja con ganas de más, lástima la falta de espacio, pero seguramente no podré evitar hacerme al menos con otro, para combinar colores... y en el mercado, tratándose de una flor como ésta, que llegó a triunfar nada menos que en la bolsa, hay variedades para todos los gustos; si sólo puedo tener una más, ¡Lo voy a tener muy difícil para escoger!

4 comentarios:

  1. Rosa , que hermosura y que belleza. Los tulipanes no he podido lograr tener éxito, se me quedan pequeños , a 10 cm de tierra y eso que los pongo en maceta. Puede ser también la calidad del bulbo , a veces vienes dañados o son híbridos que no desarrollan bien . Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias, Candela!
    No desistas mientras veas algo de vida en ellos... pareceq eu dependen mucho de las condiciones climáticas. Los míos que están en el exterior están empezando a despertar ahora que las mañanas son más cálidas y hace menos frío.
    Puede ser también la calidad del bulbo, claro, pero mientras les veas algo de vida déjalos, por si alguno te sorprende y de repente da el estirón.
    ¡¡Saludos y suerte!!
    Rosa.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rosa.
    Que bonito ese tulipán, ese color es realmente precioso.
    Gracias por tu comentario en mi blog, aunque lo tengo un poco dejado. Si, trabajo en Doñana haciendo seguimiento de aves, que a parte de mi trabajo es mi pasión y mi afición.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Rubén! :)
    Muchas gracias a ti también por pasarte por aquí. Espero que cuando tengas tiempo y ganas retomes el blog, porque realmente está muy bien.
    ¡Saludos!
    Rosa.

    ResponderEliminar